Exfoliante de café y aceite de oliva

27-06-2022

Exfoliante de café y aceite de oliva

El exfoliante de café y aceite de oliva es esencial para la puesta a punto de tu piel en verano. 

Con la llegada de las altas temperaturas, nuestra fiel sufrirá una exposición prolongada al sol. Para tenerla preparada e intentar que sufra lo menos posible, es fundamental que nuestra piel se deshaga de todas las células muertas y permanezca hidratada.

¿Cómo podemos conseguirlo? Con un exfoliante de café y aceite de oliva.

Beneficios

El exfoliante de café y aceite de oliva está lleno de beneficios debido a su composición: café y aceite de oliva, y a que es un producto 100% natural, libre de químicos o parabenos que, en muchas ocasiones, pueden perjudicar nuestra piel.

Un exfoliante, independientemente de su origen, sirve para eliminar las células muertas de la capa más superficial de la piel. Con ello, conseguimos un aspecto más brillante de la piel y se produce un incremento de la producción de colágeno y elastina al mejorar la circulación de la zona exfoliada.

El café y el aceite de oliva virgen extra son dos ingredientes ricos en antioxidantes. Recordemos que los antioxidantes son compuestos naturales utilizados cada vez con mayor frecuencia en cosmética para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Utilizar café para exfoliar la piel del cuerpo servirá para mejorar la circulación sanguínea, activar el drenaje linfático y, por tanto, prevenir la celulitis. Tal y como recogen varios expertos, el café ayuda a eliminar el exceso de líquidos del tejido conectivo y por eso es tan efectivo contra la celulitis.

Además, el café contribuye a optimizar el aporte de oxígeno y nutrientes a la piel y disminuye la inflamación de aquellas zonas más sensibles, como el contorno de ojos. Además, estimula la producción de colágeno, imprescindible para la perfecta concentración de fibroblastos (células) de la piel y para que, en consecuencia, esta se muestre saludable y rejuvenecida.

El aceite de oliva virgen extra aporta grandes beneficios a la piel. Con el aceite de oliva, conseguimos una piel nutrida e hidratada, otorgándole un aspecto joven y brillante.

Aplicando el exfoliante de café y aceite de oliva dos veces a la semana, nuestra piel permanecerá hidratada.

Cómo se hace

Solo necesitamos dos ingredientes para hacer el exfoliante de café y aceite de oliva: café y aceite de oliva virgen extra Vallejo.

Nosotros recomendamos que utilices café molido o granulado ya usado, así puedes darle un doble uso. También puede hacer el exfoliante con posos de café.

Es importante que el aceite de oliva sea virgen extra, ya que es un producto completamente natural. Con aceite de oliva virgen extra, conseguiremos aprovechar todos y cada uno de sus beneficios.

El proceso de elaboración del exfoliante de café y aceite de oliva es muy sencillo. Solo tendremos que mezclar los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea y aplicarlo sobre la piel. Hay quien prefiere guardarlo en el frigorífico antes de su aplicación para potenciar los beneficios gracias al frío.

Aplicaciones

Antes de aplicar el exfoliante de café y aceite de oliva sobre nuestra piel, debemos preparar la zona.

Si vamos a exfoliar la cara, es importante que esté limpia. Con un poco de mezcla en la mano, comenzamos a esparcir el exfoliante de café y aceite de oliva sobre el rostro realizando movimientos circulares y sin presionar demasiado. La textura del café propiciará que los nutrientes entren en la piel y consigamos el objetivo deseado.

Es importante que no presionemos, puesto que, si lo hacemos, probablemente, dañaremos nuestra piel.

Si sentimos que la zona comienza a picar, significa que se está activando la circulación. Sin embargo, con el exfoliante de café y aceite de oliva no deberemos sentir nunca dolor. En cuanto notemos el más mínimo dolor o molestia, deberíamos retirarlo con abundante agua.

Si tienes la piel sensible, te recomendamos utilizar un poco de mezcla antes en tu muñeca o en una zona pequeña de tu rostro para comprobar que el exfoliante de café y aceite de oliva no dañará tu piel.

Si vamos a exfoliar el cuerpo, podemos hacerlo mientras tomamos una ducha y, a la vez, nos damos un masaje relajante. Para potenciar los efectos del exfoliante de café y aceite de oliva en el cuerpo, utiliza un guante de crin.

Tanto si exfoliamos la cara como el resto del cuerpo, es importante hidratar la zona después de su aplicación.

 

Volver