ES EN FR

El Aceite de Oliva y las Enfermedades Cardiovasculares

El Aceite de Oliva y las Enfermedades Cardiovasculares

El aceite de oliva es capaz de proteger nuestro corazón frente a las enfermedades cardiovasculares. Veamos por qué.

Propiedades saludables del aceite de oliva

Considerando aceite de oliva virgen a todos aquellos aceites elaborados mediante procedimientos mecánicos, como el virgen extra y el virgen, podemos decir que el aceite de oliva virgen es un alimento con un alto contenido en sustancias antioxidantes y vitaminas, además de carotenos y polifenoles. Estos últimos son conocidos por ser unos compuestos antioxidantes que ayudan a prevenir la aparición de enfermedades crónicas como, por ejemplo, determinadas enfermedades cardiovasculares.

Los polifenoles tienen poder antiinflamatorio y antitrombótico, los cuales ejercen un efecto cardioprotector ante la arterioesclerosis (proceso de estrechamiento y endurecimiento de las arterias debido a la pérdida natural de elasticidad asociada al trascurso de la edad). La arterioesclerosis es responsable de un gran número de enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio o la hipertensión arterial, entre otros.

El ácido oleico del aceite de oliva virgen es responsable de reducir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) en sangre, a la vez que hace aumentar el colesterol HDL (colesterol bueno). Además, los ácidos grasos del aceite de oliva virgen, descienden los triglicéridos, lo que reduce el endurecimiento de las arterias.

El aceite de oliva virgen es rico en ácidos grasos Omega3. Estos han demostrado tener propiedades cardiosaludables, siendo considerados en la prevención de arritmias, disminuyendo los niveles de triglicéridos, reduciendo el riesgo de trombosis, etc.

Así, según la Fundación Española del Corazón (FCE), reconoce que la ingesta diaria de aceite de oliva virgen nos ayuda a proteger la salud cardiovascular gracias a su composición en ácidos grasos y por sus componentes antioxidantes.

Beneficios del aceite de oliva para las enfermedades cardiovasculares

Multitud de estudios científicos han confirmado el importante papel que guarda el aceite de oliva virgen para mantener una buena salud cardiovascular, entrando en juego otros factores como una alimentación saludable y ejercicio físico diario, entre otros.

Por tanto, los beneficios del aceite de oliva para las enfermedades cardiovasculares son:

- El aceite de oliva virgen modula los valores lipídicos. Esto significa que reduce los niveles de colesterol LDL, aumentando los de colesterol HDL, imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

- Gracias a las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del aceite de oliva virgen, tiene capacidad de generar un ambiente menos protrombótico y aumentar la vasodilatación dependiente del endotelio. El endotelio es la última capa que cubre las venas y arterias de nuestro cuerpo. Con el paso de los años, las paredes del endotelio pierden flexibilidad. El aceite de oliva virgen favorece la vasodilatación y la función del endotelio.

- El aceite de oliva virgen inhibe la formación de agregaciones plaquetarias que pueden conducir a una trombosis, la cual puede causar un accidente cerebrovascular o ataques cardíacos.

- Es un potente aliado contra la dislipidemia. El aceite de oliva virgen tiene efectos protectores contra las dislipidemias (altas concentraciones de lípidos en la sangre) y la arterosclerosis. También reduce el riesgo de ataque cardíaco e hipertensión y es capaz de frenar el envejecimiento prematuro. Además, posee propiedades antidiabéticas y antitumorales.

- El aceite de oliva es hipocolesterolémico, es decir, reduce la absorción intestinal del colesterol que contienen los alimentos y, dado su alto contenido de polifenoles, es capaz de “limpiar” la sangre y los vasos sanguíneos.

Volver

El Aceite de Oliva y las Enfermedades Cardiovasculares
5 (1 valoraci贸n)

脷ltimas entradas:

Newsletter

Suscr铆bete a nuestra newsletter y s茅 el primero en enterarte de novedades y promociones.