Receta: Crepes con Aceite de Oliva

10-08-2022

Receta: Crepes con Aceite de Oliva

Aprende a hacer unas deliciosas crepes con aceite de oliva. Le damos una vuelta a la receta original para disfrutar de unas crepes sin mantequilla ¡ricas y saludables! 

Las crepes son unas finas tortitas de masa de origen francés. Lo mejor de las crepes es que, una vez que estén hechas, pueden servirse con cualquier alimento. Esta versatilidad te permite combinar diferentes alimentos y hacer cientos de recetas hasta que encuentres tu crepe favorita: con chocolate, miel, mermelada, frutas, verduras…

En esta receta, vamos a modificar un poco la receta original. Como hemos dicho, el origen de las crepes es francés, país que utiliza la mantequilla en todas las recetas, incluidas las crepes. Sin embargo, cambiaremos la mantequilla por el ingrediente estrella de nuestro país: el aceite de oliva virgen extra.

Las crepes con aceite de oliva están deliciosas, son sanas y contribuyen al cuidado de tu salud cardiovascular. ¡Apunta cómo hacer las crepes con aceite de oliva!

Ingredientes

Para hacer unas 12 crepes con aceite de oliva aproximadamente, necesitaremos los siguientes ingredientes:

- 150 gramos de harina. Podemos escoger la harina que más nos guste.

- 3 huevos grandes.

- 1 taza y media de leche.

- 25 gramos de azúcar o de edulcorante.

- 15 ml de AOVE Vallejo.

- Una pizca de sal.

Preparación

La receta es muy sencilla y fácil de hacer. Solo necesitaremos una batidora y una sartén para cocinar nuestras crepes.

1. En un vaso de batidora, añadimos la leche, los huevos y el azúcar o edulcorante. Pasamos por la batidora hasta que esté todo mezclado.

2. A esta mezcla, añadimos la harina, la sal y el aceite de oliva virgen extra Vallejo. Lo pasamos todo de nuevo por la batidora hasta que la masa quede ligeramente espesa.

3. Con una sartén antiadherente, ponemos el fuego a media potencia. Antes de que la sartén esté muy caliente, engrasamos la sartén con un poco más de aceite de oliva virgen extra y lo extendemos por toda la superficie.

4. Cuando la sartén esté caliente, vertemos un poco de masa y la extendemos por toda la sartén. Debemos tener especial cuidado en este paso, ya que las crepes, al tener una masa muy fina, se hacen enseguida y podemos quemarlas. Para evitarlo, cuando pasen unos 40 o 45 segundos, levantamos la masa. Si está dorada, significa que esa parte está hecha y le damos la vuelta.

5. Es completamente normal si la primera crepe no sale como esperabas. Puedes utilizarla de prueba: comprobar si has echado poca o demasiada masa, si la has dejado demasiado en el fuego, etc.

6. Vamos vertiendo la masa, poco a poco, en la sartén para ir haciendo nuestras crepes.

Cuando estén hechas, ¡puedes comértelas! Hay personas que prefieren esperar un poco para consumirlas, pero la versatilidad de las crepes te permitirá disfrutarlas cuando quieras.

Menú con crepes

Si no sabes con qué combinar las crepes con aceite de oliva, aquí te damos una idea de menú para que disfrutes de ellas durante un día completo.

Para el desayuno, prueba las crepes de aceite de oliva con chocolate y frutas. En la base de las crepes, incorpora un poco de chocolate fundido. Puedes, incluso, poner tus crepes a fuego muy lento en la sartén para que el chocolate se derrita y poder disfrutarlas calentitas. Añade tus frutas favoritas ¡y a disfrutar!

Nuestras frutas favoritas para las crepes con aceite de oliva son los arándanos, plátano, higos, melocotón, pera, kiwis… Endulzarán el sabor de tus crepes y combinan a la perfección con ese toque del aceite de oliva.

Para la comida del mediodía, vamos a hacer unas crepes más consistentes: crepes de pollo, lechuga y nueces. En un mismo plato, hemos incorporado grasas saludables, hortalizas y proteína. En la base de las crepes, echamos un poco de mayonesa y añadimos el resto de los ingredientes: el pollo, la lechuga y las nueces. Enrolla cada crepe y ¡a comer!

Para finalizar el día, haremos unas crepes de aceite de oliva más ligeras. Para ello, prepararemos crepes de espárragos trigueros y queso brie. Igual que hemos hecho en el desayuno, ponemos la crepe a fuego muy lento en la sartén y echamos el queso brie para que se derrita. Incorporamos los espárragos verdes (cocinados previamente) y enrollamos.

¡Un menú de 10 con estas recetas de crepes de aceite de oliva!

 

Volver