Aceite de Oliva y Omega 3

21-07-2020

Aceite de Oliva y Omega 3

Los ácidos grasos del cuerpo

El aceite de oliva virgen extra como otras grasas vegetales contiene grasas saludables para nuestro organismo.
Entre los principales ácidos grasos se encuentra el ácido oléico, un ácido graso monoinsaturado de la serie Omega 9, que es beneficioso para reducir enfermedades cardiovasculares. Además del ácido oléico el aceite de oliva también contiene ácidos saturados y poliinsaturados como el Omega 3 y el Omega 6.

¿Qué es Omega 3 y el Omega 6?

El llamado Omega 3 no es otra cosa que un ácido graso esencial, llamado ácido linolénico. Por su parte el Omega 6 es un ácido linoléico. Ambos son ácidos grasos poliinsaturados.
¿Por qué ácidos grasos esenciales? Porque nuestro cuerpo no los puede sintetizar y hay que obtenerlos a través de nuestra dieta diaria, esto es, a través de los alimentos que consumimos.
El aceite de oliva virgen extra es junto a algunos tipos de pescado, verduras, nueces o aceite de soja, uno de los alimentos con mayor cantidad de Omega 3, lo cual hace que sea un alimento muy saludable.

Contenido de Omega 3 y 6 en el aceite de oliva

En condiciones normales los ácidos grasos esenciales son inestables, sin embargo en la extracción del aceite de oliva virgen extra la alteración de los ácidos grasos es prácticamente nula, por lo que el contenido en Ácido Alfa-Linolénico (Omega 3) está en torno al 0-1,5% del total de ácidos grasos y el contenido en Ácido Linoléico (Omega 6) en torno al 3,5-14% del total de ácidos grasos.
Aunque estas cantidades no son superiores al de otros alimentos como el aceite de lino o el de pescado, su aparición junto al Ácido Oléico, Vitamina E y compuestos fenólicos hace que produzcan un mayor beneficio para el organismo que si se tomaran estos ácidos grasos esenciales de manera individual.
Es por esto que muchos nutricionistas consideran importante complementar la dieta con alimentos fuentes de Omega 3, tales como el aceite de oliva.

Beneficios del Omega 3 en el cuerpo

Los ácidos grasos poliinsaturados como el Omega 3 favorecen el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso. Además intervienen en la formación de las retinas de los bebés y previenen partos prematuros.
También tienen efectos positivos en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares e incluso para la estimulación del sistema inmunológico, que previene las enfermedades infecciosas.
Los ácidos grasos omega 3 influyen que se repita un infarto de miocardio reduciendo las posibilidades de un segundo notablemente. Además, ayudan a controlar el colesterol de las personas y disminuyen la presión arterial y los triglicéridos. 

¿Cuánto Omega 3 necesito?

La OMS expone que el 60% de los españoles realizamos una ingesta menor de la recomendada de Omega 3.
Según el ALA, necesitamos entre 0,5g cuando nacemos y 1,5g como máximo en madres en periodo de lactancia.
Para saber las cantidades exactas debes acudir a tu médico. Él te informará con exactitud de cuánto omega 3 necesitas según la etapa de vida en la que te encuentres.

El Omega 3 y las enfermedades

Los científicos están continuamente estudiando los beneficios que produce para nuestra salud el omega 3. Algunas conclusiones que podemos sacar de estos en ciertas enfermedades son:
Enfermedades cardiovasculares: Muchos estudios demuestran que el consumo de omega 3 de alimentos como el aceite o el pescado reduce el riesgo de tener problemas cardíacos. Por ejemplo, si consumimos de estos alimentos más EPA y DHA podremos disminuir las concentraciones de triglicéridos.
Desarrollo de los niños: Se puede concluir que si una madre durante el embarazo y la lactancia consume omega 3 mejora la salud del bebé. Hay que tener cuidado con los pescados que contienen mercurio por lo que el aceite de oliva virgen extra es ideal en este caso.
Prevención del cáncer: Algunos estudios ofrecen datos sobre el omega 3 y la prevención del cáncer. Establecen que las personas que lo consuman correrán menos riesgo de padecer cáncer de mama o cáncer colorrectal.
Enfermedades como el Alzheimer y la demencia: Hay algunos estudios que demuestran que las personas que consumen más omega 3 de los alimentos corren menos riesgo de presentar la enfermedad del alzheimer u otros problemas de la función cognitiva.
Enfermedad del ojo seco: Esta enfermedad ocurre cuando el ojo no es capaz de producir las suficientes lágrimas para que el ojo tenga humedad. Esto causa problemas de visión e incomodidad. Algunos estudios nos informan que el consumo de omega 3 alivia los síntomas de la enfermedad del ojo seco.
Artritis reumatoide: Esta enfermedad tiene síntomas muy variados pero se ha demostrado que el consumo de omega 3 junto a los medicamentos estándar de esta reducen algunos síntomas. Por ejemplo, esta combinación alivia el dolor y las personas que lo sufren necesitan menos medicamentos.

Beneficios del Omega 6 en el cuerpo

Las grasas Omega 6 tienen efectos positivos como protectores cardiovasculares y antiinflamatorios. Además producen una acción antiagregante plaquetaria, esto significa que hacen la sangre más fluida, por lo que reducen el riesgo de formación coágulos en la sangre.
Sin embargo, en el caso del Omega 6 la sobreingesta de este ácido graso puede tener algunos efectos negativos, sobre todo relacionados con enfermedades cardíacas.

 

Volver

Categorías