Cuida tu cuerpo: Aceite de Oliva para la Piel

02-02-2022

Cuida tu cuerpo: Aceite de Oliva para la Piel

El aceite de oliva virgen extra es un producto 100% natural que se caracteriza por su alto contenido en ácidos grasos, vitaminas y polifenoles. Por ello, no es de extrañar que sea un ingrediente imprescindible cuando hablamos de cuidar la piel.

¡Te decimos qué beneficios tiene la aplicación de aceite de oliva para la piel!

Propiedades y beneficios del aceite para la piel

Ya desde tiempos antiguos, como en la época de Cleopatra, se mostró cierto interés por las cualidades del aceite de oliva para la piel. Por entonces, el aceite se utilizaba para embellecer la piel durante el baño o, incluso, para limpiar los poros del rostro.

Esos usos han ido evolucionando y, en la actualidad, el aceite de oliva virgen extra se utiliza en diversas líneas de cosmética para el tratamiento de la piel. Algunos de los beneficios de aplicar aceite de oliva para la piel son los siguientes:

Nutrición. El aceite de oliva virgen extra tiene un gran contenido en vitaminas A y E. Gracias a esto, el aceite de oliva se convierte en un gran aliado si queremos dejar nuestra piel suave, flexible y radiante.

Hidratante. El aceite de oliva es gran aliado si quieres combatir la piel seca. Gracias a su vitamina E, combatirás la sequedad de la piel con el aceite de oliva.

Antienvejecimiento. Uno de los beneficios más conocidos del aceite de oliva virgen extra es su actuación contra los radicales libres, debido a su alto índice en polifenoles. Es por ello por lo que el aceite de oliva conserva la elasticidad natural de la piel, dejándola suave y luchando contra el envejecimiento prematuro. Los resultados se traducen en una piel con más brillo, textura, suavidad y elasticidad. 

Repara los tejidos dañados. Como ya sabemos, el aceite de oliva virgen extra es rico en vitaminas, por lo que resulta idóneo para acelerar el proceso de cicatrización de aquellos tejidos de la piel dañados. Muchos especialistas recomiendan utilizar un poco de aceite de oliva virgen extra sobre heridas superficiales.

Elimina el maquillaje. El aceite de oliva virgen extra es capaz de limpiar la piel en profundidad, además de aportar hidratación y reparar la piel. De esta manera, conseguimos que nuestra piel se mantenga joven y suave.

Modo de aplicación

Un uso muy extendido del aceite de oliva virgen extra es su aplicación como humectante natural. Para conseguir una piel hidratada y nutrida, basta con aplicar aceite de oliva virgen extra después de la ducha, como si fuera un aceite corporal o una crema. Recuerda que el aceite de oliva no deja de ser una grasa y tendrás que esperar que la piel lo absorba para no manchar nada.

Si lo que estamos buscando es decirle adiós a las zonas más resecas de nuestra piel, como son los codos, pies, rodillas o las manos, utilizar aceite de oliva virgen extra nos ayudará. Con la ayuda de un algodón, aplicamos aceite de oliva virgen extra sobre estas zonas.

El aceite de oliva virgen extra es un ingrediente que se usa para reducir las arrugas, especialmente, aquellas que aparecen en el contorno de los ojos. Para ello, aplicamos muy poco aceite de oliva virgen extra sobre la zona y masajeamos con cuidado. El contorno de los ojos es muy sensible y debemos tener cuidado.

Para aclarar las manchas que hayan aparecido en la piel de forma natural, bien por antiguas heridas o provocadas por los rayos del sol, aplica aceite de oliva virgen extra en la zona afectada.

Aceite de oliva para la cara

Con un poco de aceite de oliva virgen extra, podemos hidratar el rostro. ¿Cómo? De dos formas: aplicándolo directamente sobre la cara o utilizando la combinación de aceite de oliva virgen extra con otros productos, como el limón, el café o el aloe vera. De esta última forma resulta una mascarilla, que podemos dejar actuar toda la noche o solo unos minutos.

Como hemos visto, el aceite de oliva virgen extra se puede utilizar como desmaquillante. Tanto si tienes la piel grasa o mixta como si la tienes seca, puedes utilizar la doble limpieza. Este método consiste en aplicar, en primer lugar, un poco de aceite de oliva virgen extra y masajear la cara para eliminar maquillaje y suciedad. Aclaramos y, posteriormente, aplicamos un gel limpiador. De esta manera, eliminamos cualquier rastro de aceite de oliva virgen extra que se haya quedado en la piel, justo cuando ya nos hemos beneficiado de las propiedades del aceite de oliva para la cara.

 

Volver